Medrano

Historia

Leyendas y relatos

HISTORIA DE MEDRANO

Época prerromana

En el cerro Sta. Ana (Entrena) ha aparecido un foso lleno de cenizas, cuyos restos abarcan desde el Neolítico hasta la Edad del Hierro.

La romanización

El poblado del cerro de Sta. Ana alcanzó su máxima extensión y población durante los siglos de dominación romana. Bajando su población hasta los valles próximos, donde se han encontrado restos de villas.

Edad Media

Con el fin de la “Paz Romana”, el valle dejó de ser un lugar seguro y la población se retiró a puntos estratégicos de más fácil defensa, como el cerro de las bodegas de Medrano. Se abandonan los campos antes muy florecientes y llega la ruina y es ahora donde juega un papel importante la cría de ganado caprino y ovino principalmente.

Medrano fue en su origen un aprisco donde se replegó la población al huir del valle hacia posiciones más seguras.

Parece ser que si aquí tenían los ganados, los pobladores morarían en el cerro de las bodegas o/y en el cerro de San Vicente, como lo atestiguan los yacimientos medievales.

En el barrio de las bodegas de Medrano han aparecido restos de murallas romanas o tardo romanas, dos necrópolis excavadas en batería, pero no estrictamente alineadas, una máscara de barro crudo modelada a mano, molinos romanos...

Con los Visigodos hay una pujanza de la vida monacal, debida en gran medida por el respeto con el que las autoridades tratan a los monjes y a cuantos viven en torno a ellos. Los pobres buscan la supervivencia al calor del monasterio.

Y es ahora cuando en la loma de Medrano surge el primer aprisco, sin nombre, probablemente como majada ganadera. Construido sobre una pequeña loma que se eleva sobre las tierras frescas del contorno, formadas por las vaguadas de los ríos “Mayor” y “Linos” buscando el saneamiento del terreno. El agua comienza a ser canalizada y los pastores terminan asentándose en él.

Con la llegada de los Árabes se intensifica la economía ganadera y el asentamiento se hace estable. Los nuevos señores protegieron con esmero estos asentamientos que les suministran el cobro de un tributo seguro.

Cuando a comienzos del S. X los árabes son expulsados de La Rioja, Medrano es ya un poblado con importancia dentro de su entorno. Forma parte de la mancomunidad de “Las 7 villas del Campo” y la situación de paz fomenta su economía.

Se construye la primera iglesia. Se independiza del Monasterio de San Vicente (si es que en algún momento dependió de él) y en poco tiempo absorbe más población de tierras vecinas.

Parece que sobre el año 1000 existían dos asentamientos bajo el mismo nombre de Medrano (tres si contamos con el barrio de las bodegas).

Medrano, bajo la serna de Quintana y lo que hoy conocemos como Sojuela, junto a la iglesia de San Vicente. Debido a las desavenencias entre ellos se formó Sojuela como pueblo independiente.

Testimonios escritos

1044. En el privilegio dado por el rey de Navarra D. García VI al monasterio  de benedictinos existente en San Julián, hay una alusión a Medrano:

“Aeclesiae Santi Vicenti supra Medrano”
Pocos años más tarde, 1060, Dª Estefanía, viuda del rey D. García VI decía en el privilegio concedido a los pobladores de Sojuela:

“Do vobis exulubus ad colendam in populatione illam sernam quae est super Medrano et quae dicitur de la Quintana...”
Por lo tanto a comienzos del S.XI ya existía Medrano y estaba situado en la misma posición que hoy.

La segunda fecha interesante es la del supuesto privilegio de Fernán González concedido a San Millán de la Cogolla en el año 934 (según los críticos es una falsificación del los primeros años del S.XIII). En este documento se dice que todas las villas del río Iregua, y se cita a Medrano, han de pagar al monasterio con vino y pan. Pago que estaría en función de la economía y Medrano sería tierra de riqueza agrícola.
Mancomunidad

Asociación jurídica y territorial de varias villas próximas, que acuerdan mantener reciprocidad de pastos y aguas en sus términos para beneficiarse mutuamente, a excepción de la dehesa, la huerta y el encinar, considerados propios y privativos de cada villa.

Medrano ha formado parte desde su fundación en el SXI de “la mancomunidad de las 7 villas del Campo” y hoy forma parte de “la mancomunidad de los pueblos del Moncalvillo” junto a Daroca de Rioja, Entrena, Fuenmayor, Hornos de Moncalvillo, Navarrete, Sojuela, Sotés y Ventosa.

EL NOMBRE DE MEDRANO

Medrano, además de una villa riojana, es un apellido muy extendido en esta región y no poco en Navarra, donde adquiere categoría de apellido ilustre. Si hemos de creer a los heraldistas, hasta quedar emparentado con la familia real Navarra.

La variedad de opiniones sobre el origen del nombre “Medrano”, y la racionalidad de todas ellas, nos deja sin una idea clara sobre el mismo.

Estas son las hipótesis más conocidas:

Según la explicación etimológica más fundada Medrano vendría a significar “montículo junto al río”.

Toponimia derivada de un predio o herencia materna que fue evolucionando de Maderno a Madreno hasta quedar en Medrano.

Leyenda de frontera de moros. Ver apartado de leyendas

Reconstruyendo la historia

El fundador de Medrano pudo ser un moro converso (hijo de moro y cristiana). El hijo andando el tiempo sintió querencia por las tierras de su madre y cabalgó a tierras cristianas donde se hizo cristiano.

El rey de Navarra le devolvió su herencia materna y él llamó al predio “Maderno” y luego otros lo llamaron Medrano.

De Toponimia Riojana

Topónimos, reflejo de Instituciones Sociales

Medrano

Por Manuel de Lecuona

Gobierno de La Rioja